Desplazan a jefe policial de Villa Elisa sospechado de formar parte de banda narco

También fueron desafectados de la fuerza otros dos efectivos. Asuntos Internos investiga además casos de extorsiones, hurtos y robos.


El subcomisario a cargo de la seccional de policía de Villa Elisa y otros dos efectivos de la zona norte platense fueron desafectados de la fuerza, sospechados de actuar en connivencia y formar parte de una banda dedicada al robo y tráfico de drogas. Asuntos Internos de la Policía también los investiga por presuntos casos de extorsión. Serán denunciados penalmente.

Son el subcomisario Cristian Andrés Demarco, quien hasta ahora estaba a cargo de la seccional Décimosegunda; el oficial principal Jorge Maximiliano Porcella -prestaba servicios en la misma dependencia- y el subteniente Osvaldo Gabriel “Chucky” Gómez, ex jefe de calle de la comisaría Décima de City Bell y hasta el viernes pasado asignado a la Sexta de Tolosa.

Fuentes de la Auditoría de Asuntos Internos de la Policía bonaerense confirmaron que los tres efectivos aparecen involucrados “en muchos sumarios por situaciones irregulares graves, pseudo delictivas, no sólo sospechados de proteger a bandas de ladrones o narcotraficantes de la zona, sino de mantener una connivencia con ellas”, precisa el diario local El Día en su edición de hoy.

Entre los delitos que se investigan se destaca la posible comisión de allanamientos “truchos”, en el marco de los cuales “se habrían cometido barbaridades, como extorsiones, hurtos y robos”, refirió Berra, con la presunción de que el jefe de la Duodécima “no era ajeno a esto”.

Las sospechas de los investigadores se acrecentaron cuando cotejaron los libros de guardia de las seccinoales y las actas judiciales con las que hacía la policía después de cada procedimiento. “Tenemos esas sospechas por los libros que encontramos y también por los que no encontramos y por las evidencias que no se llevaban a la comisaría, o directamente no se anotaban”, ya que “no había coincidencia entre los libros judiciales con las órdenes de servicio”, apuntó el titular de Asuntos Internos, Guillermo Berra.

Según la resolución firmada por el funcionario a cargo de la investigación, del análisis de las evidencias reunidas hasta ahora “se desprende que los efectivos en cuestión, entre las fechas 21 y 22 de octubre de 2017, habrían mantenido una conducta que prima facie encuadraría en el artículo 208 inciso h del decreto 1050/09, toda vez que habrían participado en procedimientos irregulares de allanamientos llevados adelante en el ámbito jurisdiccional de la comisaría de La Plata seccional decimosegunda”, en el momento en que el primero de los sumariados “se hallaba a cargo de la dependencia en cuestión, el segundo como personal del gabinete de prevención, en tanto que el subteniente Gómez se hallaba cumpliendo servicio en la comisaría Décima de La Plata”.

La auditoría dispuso desafectar a los tres policías como “medida cautelar” y para evitar “el posible entorpecimiento” de la causa, después “de un año de investigar fuerte y por un cúmulo de denuncias” que se recepcionaron en contra de los acusados.





















FM Blue - Todos los derechos reservados